Tragedias causadas por las noticias falsas este 2018

Este es un resumen de las consecuencias letales que ha provocado la propagación de noticias falsas este año.

El auge de las redes sociales y las aplicaciones de mensajería ha ido reemplazado a los periódicos y otros medios como fuentes de noticias confiables, dando cabida a la dispersión de noticias falsas.

Es así que las fake news se han convertido en un fenómeno de nuestros tiempos con graves consecuencias como el poder influir en elecciones, como las de Estados Unidos en el 2016, o la propagación de mensajes de odio que han suscitado actos de violencia contra sectores de la población.

El 2018 ha sido marcado por diversas tragedias que fueron suscitadas a raíz de las noticias falsas en plataformas digitales. Este es un resumen de los casos más catastróficos que provocaron las fake news este año.

WhatsApp en la India

Al menos 32 personas fueron asesinadas a golpes o linchamientos en la India este año. Sus muertes fueron consecuencia de mensajes falsos a través de WhatsApp que comenzaron a dispersarse en abril. Estos advertían la supuesta presencia de secuestradores de niños en algunas comunidades.

Los mensajes falsos incluían vídeos de situaciones ocurridas en otros países, en el que se veía a personas secuestrando a menores, incrementado aún más la preocupación entre la población. La autoridades del país informaron que todas las víctimas mortales eran personas inocentes.

WhatsApp implementó diversas medidas contra las fake news en la nación asiática, como el etiquetado de los mensajes reenviados, limitar a cinco el número de personas a las que un usuario puede reenviar ciertos mensajes, la eliminación del botón “reenvío rápido” en este país y hasta una campaña en la que artistas representaban por las calles escenas de violencia que podían provocar rumores, así como un comercial de televisión .

Facebook en Myanmar

Otro trágico caso fue el de las noticias falsas que dispararon los discursos de odio en contra de la población rohinyá en Myanmar difundidos a través de Facebook, la única fuente de información de los casi 14 millones de usuarios de la red social en este país del sudeste asiático.

Una investigación del analista Raymond Serrato reveló que el grupo nacionalista más radical y contrario a los rohinyá, Ma Ba Tha, hizo un uso exclusivo e intensivo de Facebook para incentivar el odio hacia este grupo étnico musulmán.

Miles de estos civiles se vieron obligados a emigrar de Myanmar durante esta crisis. Además, varias organizaciones humanitarias también señalaron que hubo genocidios y masacres contra este grupo de la población.

A principios de noviembre, la plataforma admitió su incapacidad para controlar estos discursos de odio, por lo que creó un equipo de 99 habitantes nativos dedicado específicamente a abordar estos problemas en dicha nación.

WhatsApp en Puebla (México)

El municipio Acatlán de Osorio, en el estado mexicano de Puebla, fue el escenario de otra tragedia provocada por un rumor de secuestro a menores difundido mediante WhatsApp. El 29 de agosto, dos hombres fueron golpeados y linchados por los habitantes de este pequeño pueblo, quienes los señalaron de ser los secuestradores.

“Por favor, todos estén alerta porque una plaga de secuestradores de niños entró en el país. Al parecer, estos criminales están involucrados en el tráfico de órganos… En los últimos días, desaparecieron niños de 4, 8 y 14 años, y algunos fueron encontrados muertos y con signos de que se les habían extirpado órganos. Sus abdómenes habían sido abiertos y estaban vacíos”, alertaba el mensaje falso.

Ricardo Flores, de 21 años, y su tío, Alberto Flores, de 43 años, habían sido vistos cerca de una escuela primaria. Ese simple hecho, sumado al miedo colectivo de los habitantes, los convirtió en los supuestos secuestradores de niños, por lo que fueron detenidos en la comisaría.

Otros hombres empezaron a alborotar a los pobladores, diciendo que la policía liberaría a los dos sospechosos. De esta manera, la muchedumbre aportó dinero para comprar combustible, forzó la reja de la comisaría y los arrastró fuera hasta la plaza pública del municipio. Ahí, los golpeó, les echó el combustible y les prendió fuego.

Según reporta la BBC , los testigos creen que el chico de 21 años ya había muerto a golpes antes de que los quemaran. Sin embargo, su tío seguía vivo cuando les prendieron fuego. Aunque este caso no es tan numeroso en víctimas mortales como los dos anteriores, la muerte de estas dos personas inocentes por una noticia falsa causó mucho revuelo en su momento en los titulares de México.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This