Los empleados de Google hablan: Dragonfly, el buscador censurado para China, sigue en pie

Apodado como Dragonfly, Google aún mantendría en sus planes el lanzamiento de este buscador en territorio chino.

Los empleados de Google recelan de la propia compañía. No es la primera vez, claro, si tenemos en cuenta que 2018 fue un año donde la tecnológica fue cuestionada en varias ocasiones por las decisiones –tomadas y no tomadas– relativas a varios aspectos de controversia. Uno de ellos era Dragonfly , el buscador censurado que la firma desarrollaba para lanzar en el mercado chino y que supuestamente había quedado desmantelado a finales de año. No ha sido así, según informan fuentes dentro de la compañía.

Lo recogen ahora en The Intercept , el medio que ha seguido más de cerca este caso y que ha podido hablar con tres empleados de Google que aseguran haber realizado sus propias indagaciones tras el recelo que supuso la aparente decisión de la empresa de parar los trabajos relacionados con Dragonfly. Sus pesquisas les han llevado hasta los repositorios del código de dos aplicaciones llamadas Maotai y Longfei, pensadas para el mercado Chino en los sistemas operativos iOS y Android, respectivamente.

Continúa la actividad

Observando de cerca el código de estas apps,los empleados han advertido cerca de 500 cambios en el mismo durante el pasado mes de diciembre y unos 400 entre los meses de enero y febrero de 2019. Desde 2017, afirman, los cambios relativos a dichas piezas de software se han mantenido entre 150 y 500 mensuales.

Mientras que algunos creen que esto podría significar solo algunos cambios finales de cara a la clausura definitiva del proyecto, otros se reafirman en que el trabajo relacionado con el buscador para China continúa en marcha en las oficinas de Google, un dato apoyado por la presencia de unas cien personas alojadas en el lugar del campus al que se relaciona con dicho buscador. Existen “fuertes indicativos de que algo continúa ocurriendo” allí, manifiesta un antiguo empleado que ha abandonado la compañía este pasado mes de febrero por la poca claridad de Google en lo relativo a su postura oficial.

Este es uno de los aspectos que más se han demandado por parte de los empleados durante el pasado año, puesto que desde la tecnológica californiana no se han pronunciado con una postura oficial que confirme la cancelación del proyecto. El propio Sundar Pichai, CEO de Google, manifestaba en octubre el potencial que tendría un buscador en China y aseguraba que la censura apenas sería apreciable a efectos prácticos.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This