Diez años después, Windows 7 se queda sin soporte

Aunque su compatibilidad es limitada de 2015, Windows 7 seguirá teniendo actualizaciones de seguridad hasta el año que viene, fecha en la que Microsoft dará por terminado el soporte.

Aunque las cosas han cambiado y los usuarios suelen actualizar con mayor asiduidad, Windows 7 sigue siendo un sistema operativo muy utilizado en según que entornos, sobre todo los corporativos, que por motivos de compatibilidad y seguridad son mucho más reacios al cambio. No obstante, ahora no va quedar más remedio que actualizar dado que Microsoft ha anunciado que dejará de dar soporte a su sistema operativo más querido (después de XP) a principios de 2020. Es un cambio muy importante, en tanto que obliga a los usuarios a migrar si quieren mantener todas las características de seguridad y compatibilidad.

De esta forma, Microsoft ha confirmado que la asistencia gratuita termina en menos de un año, dejará el soporte definitivo el 14 de enero de 2020, y a partir de ese momento, Windows 7 será cada vez más inseguro de usar. Por ello, si todavía estás usando una versión anterior a las actuales, la mejor recomendación es actualizar cuanto antes a Windows 10, y no esperar a que la versión 7, de 2009, se quede sin soporte. Máxime si se trata de una versión sin licencia, que duplica el riesgo de seguridad de los datos.

No obstante, la decisión de Microsoft no que pillado por sorpresa a nadie. La compañía ya puso punto y final a la compatibilidad de Windows 7 con servicios principales en 2015 , peo esta versión del sistema operativo ha continuado recibiendo actualizaciones de seguridad gracias a lo que ya compañía llama soporte extendido, localizado sobre todo para los clientes corporativos que son los que menos actualizan, aunque las actualizaciones de seguridad están disponible para todos, que es precisamente a lo que se pondrá punto y final en 2020

Después de 14 de enero de 2020, Windows 7 se quedará como está, no volverá a recibir ninguna actualización, por lo que todos los problemas de seguridad que se presenten a partid de dicha fecha no serán parcheados, y por tanto, el propio sistema operativo representará un problema para los usuarios y sus datos, algo que se agravará con el tiempo.

La propia Microsoft confirma que ya es tiempo de migrar, y dada la solvencia actual de Windows 10 con tres años y medio ya en el mercado, la mayoría de usuarios han tenido tiempo de poner a día sus software para hacer la migración lo menos traumática posible.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This