Marca Personal

La mayoría de nuestra carrera profesional es desconocida. A día de hoy, darse visibilidad más allá de la empresa en la que trabajamos es necesario. Por eso, se habla tanto de la Marca Personal (en inglés Personal Branding). Es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. El concepto surgió como una técnica para encontrar nuevas oportunidades profesionales, no sólo para la búsqueda de trabajo sino también para conseguir reinventarse mediante un cambio de carrera o profesión.

Desde que llevo dedicada al recruitment, he notado que cada vez más los desarrolladores quieren darse visibilidad y sobresalir como profesionales. Pero la mayoría no se sienten identificados con la idea de la autopromoción y el marketing. Eso de intentar venderse no nos gusta a nadie porque lo tenemos asociado a ser un vendehumos o incluso ser un tanto soberbio. Pero como en cualquier profesión, este tipo de profesional existe y miremos hacia donde miremos, siempre aparecen.

Con este artículo aportaré mi visión desde el punto de vista de la contratación de talento y ayudar a conseguir un equilibrio en la gestión de tu marca personal como desarrollador: Ni pasar desapercibido, ni estar en todas partes.

El objetivo de darte visibilidad

Cada vez más los desarrolladores quieren darse visibilidad y sobresalir como profesionales

Lo primero que tienes que saber es si quieres o no darte visibilidad. Si decides que sí, tienes que reflexionar qué quieres conseguir y analizar tanto los pros y los contras de hacerte visible.

Cuando te das a conocer, te pones en el punto de mira. Recibirás halagos, críticas o tal vez no importes tanto, pero son consecuencias que pueden ocurrir y hay que aprender a gestionarlas. Si eres de lo que te sientes cómodo en la discreción, ya puedes olvidarte de pasar desapercibido. Si realmente quieres sobresalir como programador, necesitas construir una sólida reputación y eso significa que tendrás que venderte y construir una marca personal-que te ayudará a tener mejores oportunidades profesionales.

Define el profesional que quieres ser

Lo segundo que tienes que tener claro es qué profesional quieres ser y actuar en consecuencia.

Leí en el blog de simpleprogrammer que su autor John Sonmez -por cierto, también autor del conocido y vendido libro “Soft Skills: The Software Developers Life Manual ”, entre otros- tiene en su pared este póster enmarcado . Como ves, deja muy claro qué tipo de reputación es la más aconsejable si queremos ser (re)conocidos. Las dimensiones son dos: hablar y trabajar.

  1. Si hablas más que trabajas = Charlatán
  2. Si trabajas más que hablas = Mártir
  3. Si trabajas tanto como hablas = Buscavidas

Hustler Poster Joey Roth 1140

Si decides ser un Hustler, has elegido que quieres mejorar tu habilidad para salir adelante en la vida y como profesional. Decides invertir en ti como marca y ser conocido.

Crea un mensaje diferenciador

Lo tercero y nada fácil de conseguir: Tienes que pensar en qué quieres que se te conozca.
No vale divagar ni hacer una lista de todas las tecnologías en las que programas. Tu respuesta tiene que ser concisa. Tiene que contestar quién eres y qué representas de manera sencilla, específica y clarísima.

Desde mi punto de vista, la especialización es clave porque es lo que te permitirá posicionarte como desarrollador. La mejor forma de aportar valor y que la gente te recuerde es por algo específico. Por ejemplo, imagina que cuando hablan de ti, dicen “Ese desarrollador es el que realizó un tutorial sobre cómo aprender Elixir”. Y si además, tu proyecto le ayudó a aprender. Tu marca personal, está funcionando.

Selecciona los canales adecuados para darte visibilidad

Una vez que tienes claro quién eres y qué representas, tienes que elegir los canales más adecuados para darte visibilidad.

No podemos olvidar que no solo existen los redes sociales, también hay otros canales online y offline que te ayudarán a construir tu marca personal. Por ejemplo, unas ideas:

  • Tu propio blog
  • Crea y colabora en proyectos Opensource
  • Conecta, comparte, opina, genera contenido de calidad en Twitter
  • Asiste a eventos tecnologicos
  • Da charlas técnicas
  • Crea tu propio canal de Youtube
  • Escribe un libro
  • Colabora en blogs

Hay tantos canales donde puedes darte visibilidad que seguramente estás pensando que es imposible estar en todos. No te preocupes, ni es necesario ni tampoco es recomendable estar omnipresente. Querer estar en todos los lados es muy estresante y sí, la exposición repetida es imprescindible para darte a conocer, pero recuerda las dimensiones de las que te hablaba antes. No pierdas de vista el profesional qué quieres ser y por tanto, por el que quieres que se te conozca.

Tienes que ser genuino, consistente y generoso

Entonces, ya tienes claro el mensaje, el canal donde compartir, incluso te has creado un logo con un leitmotiv que te define bastante bien. Eso significa que ¿ya has construido tu marca personal? Pues siento decirte que NO. De nada sirve que intentes construir una marca perfecta e inviertas en autopromocionarte si no hay nada de valor detrás. Falta lo más importante y lo que seguramente marcará el resto de tu carrera profesional: tu personalidad.

En otras palabras:

  • Sé tu mismo: Si en algo somos diferentes unos de otros es en la personalidad y nuestra manera de ser. Eso no se puede copiar, es tu sello.
  • No hagas postureo: No prediques lo que no practicas. Sé un profesional consistente.
  • Aporta y crea valor a los demás: Practica la generosidad y no esperes nada a cambio. Hazlo porque sí. La recompensa a tu altruismo, llegará multiplicado por mil.

Sigue trabajando y ten paciencia

Como ves, construir una marca personal requiere trabajo, esfuerzo, foco y tiempo. No es algo que se logre de la noche a la mañana. Por eso, te aconsejo que empieces ya. No pienses no estás listo o que no tienes nada que contar, no es cierto. Todos tenemos historias que contar y muchos de nosotros queremos conocerlas. Piensa que siempre hay gente que como yo, buscamos talento. Hazte visible para poder encontrarte.

Y nada más, tan solo deja que tu trabajo y los demás hablen de ti.

Conclusión

Si no te das visibilidad no pueden conocerte, pero si te pasas con la sobreexposición puede ser contraproducente. En el término medio, está la virtud. Confío en que si construyes bien su marca personal como desarrollador, conseguirás las mejores oportunidades profesionales.

Recuerda que tienes que ser de verdad. No finjas lo que no eres. Sé ese tipo de profesional que a los demás les gusta que se les asocie contigo.

Y para cuando seas “famoso”: Pueden copiarse de tu idea, pero nunca de tu personalidad, estilo y talento 😉

Imagen (cc )

También te recomendamos


¿En qué consiste el factor de sostenibilidad? Así se calcularán las pensiones a partir de 2019


Evaluación del
rendimiento de los desarrolladores: Hablemos de quién y cuándo


Cómo tener éxito en tu próxima entrevista de trabajo para desarrolladores


La noticia

Tu marca personal como desarrollador de
software

fue publicada originalmente en

Genbeta Dev

por
Emma Salamanca

.

Esther Claravalls
Sígueme en

Esther Claravalls

Director General at Spica Software
Ingeniera. Profesionalmente vinculada a la informática industrial y a la creación de proyectos web. Buscadora incansable de conocimiento por el puro placer de aprender.
Esther Claravalls
Sígueme en

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This