Sundar Pichai, CEO de Google, asegura que la censura de China no sería un problema en su buscador

El más alto ejecutivo de la tecnológica reconoce por vez primera la existencia de este proyecto.

Google se encuentra desde el pasado agosto en el centro de la controversia debido al descubrimiento de que la compañía trabajaba en su retorno a China con un buscador repleto de censura para poder complacer al Estado del país, que no permite que los ciudadanos tengan acceso a determinada información. Tanto usuarios como empleados de la empresa se han manifestado en contra de lo que, a todas luces, sería una maniobra para sacar provecho de un mercado de considerables dimensiones como el del territorio asiático.

Sundar Pichai, CEO de Google, asegura que su buscador en China sería beneficioso para las personas
Sundar Pichai, CEO de Google, asegura que la censura China no sería un problema en su buscador

Desde la tecnológica de Mountain View se apresuraron a asegurar que no estaban próximos a comenzar a operar en China tras años de ausencia en el país y que las labores llevadas a cabo en este ámbito han sido mayormente exploratorias para determinan cuál sería el impacto que Google pudiera tener allí. Algo que ha confirmado ahora su CEO Sundar Pichai en un evento celebrado por la revista Wired , donde el ejecutivo ha reconocido públicamente por vez primera la existencia de este proyecto.

Queríamos saber cómo sería si Google estuviera en China. Es muy temprano, no sabemos si podríamos o podríamos hacer esto en China, pero sentimos que era importante para nosotros explorarlo. Creo que es importante para nosotros, dada la importancia del mercado y la cantidad de usuarios que hay.

Google, la benefactora

Con una enorme presencia a lo largo y ancho del globo, es natural que Google, como empresa, quiera volver a sumergirse en China dados los potenciales beneficios que se podría extraer de ello. Sin embargo, dada la visión y valores que intenta transmitir la compañía, parece carecer de sentido alinearse con un gobierno estatal que no respeta la libertad de información, que es precisamente lo que defienden con su buscador.

Pichai asegura, no obstante, que sería muy provechoso para la sociedad china: “Nuestra misión nos obliga a proporcionar información a todos, y [China es] el 20 por ciento de la población mundial. Hay muchas, muchas áreas en las que proporcionaríamos información mejor que lo que está disponible”. El CEO manifiesta que, por ejemplo, en información relativa al cáncer las personas podrían pasar de acceder a tratamientos falsos a tener información útil de verdad. En cuanto a la censura, afirma que serían capaces de “atender más del 99 por ciento de las consultas”, aplicándose las restricciones por censura únicamente al 1 % de información restante.

Cuánto de verdad hay en esto es algo que solo en Google saben y, aunque parece que por el momento el proyecto Dragonfly –como se conoce a su vuelta a China– no se hará oficial próximamente, todo apunta a que sí ocurrirá en un futuro. “[China] Es un mercado maravilloso, innovador. […] Dada la importancia del mercado y la cantidad de usuarios que hay, nos sentimos obligados a pensar detenidamente sobre este problema y tener una visión a más largo plazo”, expresaba Pichai.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This