Hoy en día existen una gran variedad de ratones, desde los típicos baratos, sencillos y, la mayoría de las veces, de mala calidad, hasta ratones y trackpads muy caros que nos ofrecen un funcionamiento excelente y una gran cantidad de funciones extra, como botones o la posibilidad de controlar el ordenador con gestos. Estos ratones, además, pueden ser incluso inalámbricos y permitirnos utilizarlos sin cables de por medio, lo que es una gran ventaja en muchos escenarios (por ejemplo, cuando usamos un portátil) pero que también puede darnos muchos problemas, sobre todo en Windows 10.

Windows 10 es la última versión del sistema operativo de Microsoft que ha llegado con un gran número de cambios, mejoras y novedades a todos los usuarios, sobre todo en lo relacionado con el rendimiento del sistema operativo y con el consumo de batería del mismo. Aunque la verdad es que sí se nota en el consumo de la batería, las nuevas funciones de ahorro de energía suelen causar problemas con ciertos dispositivos, generalmente USB, como los ratones inalámbricos, haciendo que cada poco estos se desconecten y dejan de funcionar.

A continuación, os vamos a dar una serie de consejos y recomendaciones para solucionar todos los problemas que pueden aparecer al utilizar ratones (y otros dispositivos) inalámbricos en Windows 10.

Cómo evitar que Windows 10 desconecte nuestro ratón y otros dispositivos USB

Una de las funciones que ha introducido Windows 10 para ahorrar energía es la “suspensión selectiva de USB“. Gracias a esta función, el sistema operativo es capaz de desactivar la corriente de los puertos USB que no se estén utilizando (o que lleven tiempo sin utilizarse) para ahorrar energía y poder alargar la duración de la batería lo máximo posible.

Por desgracia, esta es una de las funciones que más problemas da con los ratones inalámbricos USB, por lo que, si tenemos problemas, es la primera que debemos intentar desactivar. En el siguiente manual os enseñamos cómo desactivar la función de suspensión selectiva de USB en Windows 10 .

Aunque esta suele ser la principal causa de los problemas con los ratones inalámbricos por USB, no es la única.

Los drivers también pueden influir en el mal funcionamiento del ratón inalámbrico

Además de los problemas con el ahorro de energía, también es probable que lo que esté fallando sea el propio controlador del ratón. Un controlador mal instalado o corrupto puede estar haciendo que nuestro ratón se desconecte constantemente del equipo. Por ello, una vez que nos hemos asegurado de que el problema no se debe a suspensión selectiva de USB, lo siguiente que debemos probar es a desinstalar el driver del ratón inalámbrico y volver a instalarlo, ya sea el controlador oficial del fabricante como dar la oportunidad a los controladores genéricos de Windows 10.

En el siguiente artículo os enseñamos cómo desinstalar drivers en Windows 10 .

En caso de que las dos cosas anteriores hayan fallado, lo siguiente que debemos probar es a conectar el receptor en otro puerto. No es extraño que lo que esté fallando sea el propio puerto USB y que, al conectar el receptor a otro puerto, este vuelva a funcionar con normalidad. Tampoco podemos descartar que sea culpa del propio ratón, por lo que, si tenemos oportunidad, es recomendable probarlo también en otro ordenador, para asegurarnos de que la culpa no es de este (o de sus pilas).

¿Has tenido alguna vez problemas con tu ratón? ¿Cómo los has solucionado?

El artículo Soluciona los problemas con los ratones inalámbricos en Windows 10 se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This