A estas alturas muchos saben que las ventas globales de teléfonos inteligentes se están estancando en los últimos tiempos, ya que los usuarios mantienen sus terminales por más tiempo a medida que van pasando los años, lo que afecta a los ingresos de muchos fabricantes del sector.

Es por ello que este no es el mejor momento para ser un fabricante de nivel medio de smartphones, sin embargo por el contrario, los ingresos de software de las tiendas oficiales como la Google Play Store o la App Store de Apple, siguen aumentando cada año. Es por todo ello que muchos consideran que quizá ha llegado el momento de que los OEM de las grandes marcas deban empezar a prestar más atención al lucrativo mercado del software para seguir en el mercado de la movilidad.

Así, la forma más sencilla de hacerlo sería comercializar de algún modo sus aplicaciones propias en la Play Store, por ejemplo. De hecho algunas empresas ya lo están haciendo, como Samsung, con sus aplicaciones de salud e Internet, o BlackBerry. Es más, seguro que a muchos clientes medios probablemente no les importaría tener en sus manos muchas de esas aplicaciones exclusivas de Sony, Google, o Motorola, entre otras. Asimismo, los beneficios para el consumidor son más que obvios, ya que dispondrían de una gama más amplia de aplicaciones de alta calidad entre las que elegir.

Estos solo tendrían que gastar unos pocos euros para poder tener el software más potente en sus terminales móviles, en lugar de cientos de euros por el conjunto de un teléfono y ese software avanzado. Al mismo tiempo estas ofertas de los OEM más importantes también podrían ayudar a aumentar la calidad de las aplicaciones de terceros, ahora bien, estaría por ver cuánto estamos dispuestos a pagar por estas herramientas, o si los fabricantes de teléfonos «perjudicarían» a sus propios negocios eliminando este elemento de exclusividad.

Imagen que muestra diferentes aplicaciones para android

Hasta el momento los OEM se han mostrado reacios a este tipo de movimientos, ya que consideran que no es buena idea permitir que los clientes que compran terminales de sus rivales, se beneficien de sus aplicaciones propias. ¿Por qué vender un software por 5 euros, por ejemplo, cuando se puede vender un teléfono por 600 o 700? Esto es lógico, pero claro, hay pocas pruebas que sugieran que los consumidores compran teléfonos inteligentes por ese software específico que integran, o hasta qué punto esto influye en la compra.

De hecho, algunas investigaciones sugieren que una mayor duración de la batería sigue siendo la razón número uno para adquirir un teléfono nuevo, mientras que la cámara o el rendimiento también son muy tenidos en cuenta; sin embargo las aplicaciones integradas no suelen ser algo significativo. Por tanto la comercialización individual de sus apps, en lugar de afectar a la venta de teléfonos inteligentes, podría atraer a más clientes a un ecosistema de aplicaciones de una marca en concreto, lo que sería muy beneficioso para la misma.

Las apps de los OEMs tendrían un gran éxito en las tiendas de Android e iOS

Y es que si alguien se convierte en usuario habitual de una aplicación de una determinada marca, es muy posible que en el futuro se sienta más tentado a comprar hardware de esa misma empresa en lugar de decantarse por alguna otra, simplemente debido a las buenas experiencias con la marca. Sin embargo en este caso parece que los OEMs han decidido no competir entre sí en el mercado del software móvil.

Notas Android cole

Sirva como ejemplo el caso de BlackBerry, que liberó su codiciada aplicación BlackBerry Messenger a todos los usuarios de Android e iOS en 2013, antes de su debut con el hardware Android en 2015.

Con esto el número de usuarios activos de BBM ha pasado de 80 a 91 millones en tan solo un año, adquiriendo publicidad de marca. Al mismo tiempo esta es una empresa que ha pasado de ser una firma de software propietario, a una compañía abierta y con una amplia gama de productos, ya que además de la app de mensajería, BlackBerry ahora vende su propia suite de aplicaciones empresariales y de seguridad a los clientes de todas las plataformas, algo que les ha generado un ingreso neto de 19 millones de dólares en su último informe trimestral.

Google es otro ejemplo, ya que son sus herramientas ofimáticas se ha ganado a usuarios de todas las plataformas, aunque al mismo tiempo seguro que a muchos les gustaría ver la aplicación Google Camera en otros dispositivos. Eso sí, no todas las grandes aplicaciones de los OEM son mejores que otras de terceros, pero las más exitosas tendrían seguro que una gran aceptación entre el público en general. Con todo y con ello, para llegar a este punto, los fabricantes de dispositivos tendrían que analizar los pros y los contras de empezar a vender sus apps propias en los productos de la competencia, teniendo en cuenta la influencia de una determinada empresa en el mercado de los teléfonos inteligentes, entre otras cosas.

Aunque las aplicaciones de estos OEM no despiertan un gran interés al adquirir uno de sus productos hardware, sin duda hay un mercado para que los desarrolladores de software potencien el uso de sus productos, como la tienda de Android, que es la más importante del sector.

El artículo Por qué los fabricantes de móviles Android deberían publicar sus apps en la Play Store se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This