Multan a Warner Bros. por realizar publicidad encubierta con “youtubers”

A la Comisión Federal de Comercio de EEUU no le gusta que los “youtubers” realicen campañas de publicidad sin declararlo abiertamente.

La Comisión Federal de Comercio ha multado a Warner Bros. Home Entertainment por realizar una campaña publicitaria que pagaba a varias personalidades como el youtuber “PewDiePie” para promocionar su videojuego Middle Earth: Shadow of Mordor, pero no comunicar abiertamente que lo era.

La publicidad encubierta es una de las practicas más arraigadas dentro de las redes sociales. Marcas que aprovechan la difusión que generan determinados perfiles para promocionar un producto a una audiencia en concreto y, casi siempre, sin hacer alusión a que es un contenido promocionado.

El organismo ha prohibido a la compañía seguir empleando este tipo de prácticas comerciales basadas en el engaño a riesgo de recibir sanciones civiles. En la demanda se indica cómo Warner Bros. pretendía generar expectación dentro de la comunidad de videojuegadores y aficionados al universo de J. R. R. R. Tolkien, el autor de la extensa obra literaria que dio forma al ficticio mundo. Para ello, Soical Labs, la agencia de prensa que contrató, se ocupó de buscar y contratar a personas influyentes para crear vídeos que promoviesen el título, así como publicaciones en Twitter y Facebook.

Comisión Federal de Comercio: “Los consumidores tienen el derecho de saber si los que realizan análisis están dando sus opiniones o haciendo publicidad”

La compañía de entretenimiento dio a los famosos un acceso previo al juego junto a un abultado maletín —que la comisión estipula por valor de varia decenas o centenas de miles de dólares— para comunicar lo mucho que les gustaba el videojuego. El contrato, claro está, daba varias directrices sobre cómo promocionar el título: mostrar vídeos jugando, alentar a los espectadores a entrar en la web oficial y, por supuesto, evitar cualquier crítica al título, llegándose a prohibirse mostrar cualquier error.

En el contrato se requería estipular que era un contenido patrocinado, pero la Comisión Federal de Comercio descubrió que se hacía de una forma en la que el espectador no era claramente consciente de la acción comercial. En al menos dos casos, se decía que se había disfrutado de un acceso previo, pero no que habían sido pagados para hablar bien de un juego.

“Los consumidores tienen el derecho de saber si los que realizan análisis están dando sus opiniones o haciendo publicidad”, dice Jessica Rich, directora de la Protección al Cliente en Comisión Federal de Comercio además de recalcar que “Compañías como Warner Bros. necesitan ser claros con los clientes en sus campañas de publicidad en Internet”.

A lo que los medios llaman “publicidad nativa”, la Comisión Federal de Comercio lo llama engañar a los consumidores.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This