Cuando hablamos de “memoria” de un ordenador, generalmente nos referimos a la memoria RAM, la memoria física que tenemos conectada. Sin embargo, los sistemas operativos cuentan con otras funciones y características, como la memoria virtual, el archivo de intercambio o la memoria comprimida, funciones desarrolladas para aprovechar al máximo la memoria y garantizar el correcto funcionamiento del ordenador incluso con altas cargas de trabajo.

Windows, además de utilizar la memoria RAM cuenta con una característica conocida como Memoria Virtual , un espacio reservado dentro del disco duro principal que permite realizar descargas de memoria y almacenar información que no sea necesaria de manera que, en vez de llenar la memoria RAM, podamos tener siempre espacio libre para las aplicaciones que necesiten en esos momentos ese espacio.

Con la llegada de Windows 10, Microsoft implementó en su sistema operativo una nueva característica (que ya existía desde hace tiempo en Linux y macOS) llamada “memoria comprimida“, una alternativa mejor a la paginación que utilizaban las versiones anteriores de Windows, como Windows 7 y 8.1.

¿Qué es la Memoria Comprimida de Windows 10?

Como hemos dicho, la memoria comprimida es una nueva característica estrenada con Windows 10 que busca convertirse en una alternativa a la memoria virtual o paginación, mejorando el funcionamiento general del ordenador. A diferencia de la memoria de paginación (que se puede activar, desactivar, modificar su tamaño, etc), esta opción se encuentra habilitada por defecto en Windows 10 y funciona sin que nosotros tengamos que hacer nada.

En las primeras versiones de Windows 10, la memoria comprimida estaba asociada al proceso “System”, lo cual causaba confusión al ver que este proceso consumía, en ocasiones, grandes cantidades de memoria. Por ello, desde la Creators Update, esta opción se registra dentro del apartado “Rendimiento” del administrador de tareas.

Administrador de tareas de Windows 10 - Memoria comprimida

Aunque esta es una alternativa mejor a la memoria virtual o paginación, no es una solución definitiva, ya que el sistema tirará de ciclos de CPU para acceder a la memoria comprimida, lo que puede ralentizar el equipo. En caso de tener problemas con la memoria RAM es mucho mejor optar por comprar más RAM física para garantizar el correcto funcionamiento del equipo.

¿Cómo funciona la memoria comprimida de Windows 10?

Hasta Windows 8.1, si una aplicación necesitaba utilizar, por ejemplo, 5 GB de memoria y nuestro ordenador solo disponía de 4 GB de memoria RAM, Windows se veía obligado a enviar 1 GB de estos datos al archivo de paginación, o memoria virtual. Gracias a este tipo de memoria es posible utilizar la aplicación, aunque funcionará muy lenta debido a que esta memoria es, como hemos dicho, mucho más lenta que la RAM.

Desde Windows 10, cuando el sistema operativo necesita más memoria de la que tiene disponible, empieza a intentar comprimir datos, de forma similar a un ZIP, de manera que, en vez de enviar esa información al archivo de paginación, la mantiene en la RAM. Así, si tenemos que guardar, por ejemplo, dos paquetes de información de 6 GB y 3 GB en la memoria y nuestro equipo solo tiene 8 GB de RAM, Windows 10 comprimirá el paquete de 3 GB reduciendo su tamaño (por ejemplo, a 1.5 GB), ocupando todo ello 7.5 GB en vez de 9 GB y pudiendo acceder a ello desde la RAM sin tener que recurrir al intercambio.

¿Es bueno o malo tener memoria comprimida?

Lo ideal es que la mayor parte de los datos se almacenen tal cual en la memoria para que el sistema pueda acceder a ellos directamente y sin problema. Sin embargo, en ocasiones esto puede ser inviable, por lo que comprimir la memoria es una alternativa mejor a tirar de memoria virtual ya que, aunque el acceso a la memoria comprimida es algo más lento al tener que usar ciclos de CPU para descomprimir en tiempo real la información que se necesita, es muchísimo más rápida que acceder a los datos guardados en la memoria virtual de Windows.

Windows intentará evitar recurrir a esta técnica siempre que haya memoria RAM disponible, pero en el momento que algunos datos no sean necesarios, o nos estemos quedando sin memoria libre, entonces sí recurrirá a esta memoria para ahorrar recursos e intentar que el ordenador funcione de la mejor forma posible.

¿Qué opinas de la memoria comprimida? ¿Crees que es una buena alternativa a la memoria de paginación?

El artículo Memoria comprimida de Windows 10: Qué es y cómo funciona se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This