Mark Zuckerberg rompe su silencio sobre el escándalo de Cambridge Analytica

El fundador de Facebook ha hablado después de cinco días de silencio sobre el robo de datos que ha marcado un antes y un después para la compañía.

Han tenido que pasar cinco días para que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, hable del escándalo de Cambridge Analytica que implicó por el robo de datos de 50 millones de usuarios en Estados Unidos para influir a favor de la campaña de Donald Trump antes de convertirse en presidente. Al fin, Zuckerberg ha decidido tomar las riendas y, en una publicación en la plataforma, ha expresado su punto de vista sobre la situación que ha sumado a la compañía en una profunda crisis y las medidas que tomará.

“Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, y si no podemos, entonces no merecemos atenderlo. He estado trabajando para comprender exactamente qué sucedió y cómo asegurarme de que esto no vuelva a ocurrir”, señaló el fundador de la red social.

A pesar de que afirmó que las acciones más importantes para evitar escándalos como el de Cambridge Analytica ya fueron implementadas, también admitió que desde la compañía han cometido errores y que queda mucho por hacer.

Uno de los principales argumentos de Zuckerberg es que Facebook pidió a Cambridge Analytica que certificaran que los datos de los usuarios habían sido eliminados. Al parecer, este certificado fue presentado por la compañía aunque la investigación publicada por The Guardian, The Observer y The New York Times pone de relieve que la información estaría todavía en manos de la empresa de análisis de datos.

“Inmediatamente les prohibimos que usen cualquiera de nuestros servicios. Cambridge Analytica afirma que ya ha eliminado los datos y aceptó una auditoría forense realizada por una empresa que contratamos para confirmarlo. También estamos trabajando con los reguladores mientras investigan qué sucedió”, agregó Mark Zuckerberg.

En este punto, se anunció uno de los cambios que implantará Facebook como respuesta al escándalo de Cambridge Analytica. En primer lugar, la compañía investigará las aplicaciones que tengan acceso a grandes cantidades de información y realizará una auditoría completa a todas las apps que con actividades sospechosas.

Prohibiremos a cualquier desarrollador de nuestra plataforma que no acepte una auditoría exhaustiva. Y si encontramos desarrolladores que hicieron mal uso de la información de identificación personal, los prohibiremos y le diremos a todos los afectados por esas aplicaciones.

Otra de las medidas tomadas por la plataforma será una mayor restricción del acceso a los datos. Con el objetivo de evitar malas prácticas por parte de desarrolladores, se eliminará el acceso a los datos si su app no se ha utilizado en tres meses. Asimismo, reducirán la información que se proporciona cuando se inicia sesión y solamente se facilitará el nombre, la foto de perfil y la dirección de correo electrónico.

El próximo punto de Mark Zuckerberg va enfocado a los usuarios. Para que todos podamos saber a qué aplicaciones les permitimos el acceso a nuestros datos, Facebook habilitará una herramienta en la parte superior del News Feed con la información de privacidad. Desde la nueva función podremos revocar el permiso para que accedan a nuestros datos. La novedad es que, anteriormente, estos datos podían consultarse en la configuración de privacidad. Ahora, se verán directamente en el News Feed.

El inicio del escándalo

Para aclarar la relación de Facebook con Cambridge Analytica , Mark Zuckerberg recordó en su publicación de este miércoles 21 de marzo la aplicación de tests de personalidad creada por Aleksandr Kogan. Esta fue instalada por más de 300.000 personas, las cuáles acabaron compartiendo sus datos y los de sus amigos en Facebook. Kogan, en ese momento, podía acceder a la información de millones de usuarios y compartirla con Cambridge Analytica. Como respuesta, la plataforma puso en marcha su plan para evitar estas prácticas.

En 2014, se cambió esta política para evitar que las aplicaciones accedieran a datos de personas a cambio de utilizar el servicio. A partir de entonces, solamente se podía retener información con la autorización de la persona. “También exigimos que los desarrolladores obtuvieran nuestra aprobación antes de que pudieran solicitar datos confidenciales a las personas. Estas acciones evitarían que cualquier aplicación como Kogan pueda acceder a tantos datos hoy”, señaló Zuckerberg.

En este punto de la historia fue cuando el creador de la red social pidió un certificado para que se confirmara que todos los datos de los usuarios habían sido eliminados después de la implementación de las nuevas políticas. Supuestamente, eso hicieron, aunque la investigación en la que ha salido a la luz el escándalo lo ha puesto todo patas arriba.

Para acabar su declaración, Mark Zuckerberg subrayó qué él es el responsable de lo que pase en la plataforma y que, al contrario de lo que se ha afirmado estos últimos días, hará lo que sea necesario para proteger a la comunidad. El robo de datos de Cambridge Analytica ya no debería ocurrir en la actualidad, según las nuevas normas, aunque prometió que desde Facebook seguirán aprendiendo de esta experiencia para poder asegurar todavía más la red social en el futuro.

A pesar de las promesas y de las nuevas medidas de Mark Zuckerberg, lo hecho, hecho está. Los datos de 50 millones de personas fueron utilizados para interferir en unas elecciones presidenciales de uno de los países más poderosos del mundo. En una movida campaña por conseguir el poder, Donald Trump consiguió su objetivo y, a día de hoy, sigue tomando la batuta en las decisiones del futuro de Estados Unidos.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This