Las claves de la nueva regulación sobre el autoconsumo eléctrico en España

El Real Decreto de Autoconsumo Eléctrico incluye algunas claves importantes para dotar de mayor trasparencia a la generación y consumo de energía doméstica.

Una de las cuestiones pendientes de la reforma energética siempre ha versado en lo que tiene que ver con el que autoconsumo de energía. Desde que se impusiera el llamado impuesto al sol, las confusiones y las medidas tintas respecto a la generación y consumo de energía para uso doméstico en el domicilio nunca ha estado exenta de polémica, máxime con el abaratamiento de las placas solares para uso personal y doméstico, que ha democratizado este tipo de instalaciones en el domicilio.

Ahora, el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el Real Decreto de Autoconsumo energético para poner sobre la mesa una lsita de medidas urgentes para promover la transición hacia el consumo de energía renovables y aplicar una capa de protección a los consumidores a que opten por realizar este tipo de instalaciones generadoras de energía suficiente para el consumo.

Uno de los puntos más importantes de este extremo tiene que ver, sobre todo, con las cuestiones que plantea una posible desconexión de la red o la vertiente de generar energía para el autoconsumo y a la vez devolverla a la red para abaratar los costes de instalación, una modalidad por la que optan algunos usuarios de este tipo de energía, lo que se ve traducido, directamente, en una mayor independencia energética y menores emisiones de gases de efecto invernadero, sobre todo en regiones con muchas horas de sol y temperaturas no muy elevadas.

Los puntos más importantes que planteará el Real Decreto tras su aprobación tienen que ver con la definición de autoconsumo y con la mejora de los trámites administrativos:

  • Se reducen únicamente a dos las modalidades de autoconsumo: “autoconsumo sin excedentes” que en ningún momento puede realizar vertidos de energía a la red y “autoconsumo con excedentes” en el que sí se puede realizar vertidos a las redes de distribución y transporte.

  • Nueva definición de autoconsumo: se entenderá como tal el consumo de energía eléctrica por parte de uno o varios consumidores y asociadas a las mismas de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación próximas a las de consumo.

  • Registro de instalaciones simplificado: se simplifican los trámites administrativos y técnicos necesarios para la puesta en marcha de una instalación para el autoconsumo energético a través de un proceso más sencillo que lo que había hasta ahora.

-Se exime a las instalaciones de autoconsumo “sin excedentes”, de la obligación de la obtener permisos de acceso y conexión de las instalaciones de generación, uno de los escollos más importantes que tenía hasta ahora los hogares que no generaban excedentes suficientes como para vertir a la red, pero que era suficiente para el consumo.

De momento se trata de un primer paso muy importante de deberá desarrollarse en profundidad para determinar las cuestiones técnicas y administrativas, pero que sin duda es muy necesario para revestir de una mayor trasparencia a las nuevas tendencias de generación y consumo de energía.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This