La tienda de aplicaciones de Windows, Windows Store, es una de las mayores apuestas de Microsoft por llevar el software de su sistema operativo a otro nivel, concretamente a un nivel parecido, en experiencia y funcionalidad, a las aplicaciones de los sistemas operativos móviles. A pesar de un arranque muy lento, poco a poco la tienda de aplicaciones se va ganando la confianza de los desarrolladores, tanto de grandes plataformas de pago, como Adobe, como conocidas aplicaciones gratuitas como Inkscape, Krita o el recién llegado editor de imágenes Paint.Net.

Las 3 últimas aplicaciones que hemos mencionado, es decir, Inkscape, el conocido editor de imágenes vectoriales, Krita, la herramienta de dibujo artístico, y Paint.Net, el “Paint” mejorado, son aplicaciones que, desde sus primeros días, han sido totalmente gratuitas para muchos usuarios. Además, las dos primeras son de código abierto (y Paint.Net tiene partes también abiertas), que permite a cualquiera tanto participar en el proyecto como revisar el código si no se fían de él. Incluso, según la licencia, incluso utilizar partes del mismo en otros proyectos.

Krita Windows 10 UWP

No podemos negar que las 3 aplicaciones están a la altura, en todos los aspectos, de otras aplicaciones comerciales de pago (incluso bastante caras) y, a pesar de ello, podemos utilizarlas de forma totalmente gratuita, y siempre podremos hacerlo. Sin embargo, con su llegada a la Windows Store, parece que el término “gratuito” pierde valor, aunque eso no es malo.

¿Podría ser la Windows Store una fuente de ingresos para los proyectos OpenSource?

En los últimos meses, el número de aplicaciones conocidas que han llegado a la Windows Store ha crecido considerablemente. Como hemos dicho, muchas aplicaciones comerciales han dado el salto a esta tienda, igual que lo han hecho otras aplicaciones gratuitas. Aunque por lo general las aplicaciones gratuitas también llegan sin coste alguno a esta tienda, algunas apuestas por un nuevo modelo de negocio mediante el cual conseguir ingresos desde esta tienda.

WP-Appbox: Inkscape (Free, Windows Store) →

WP-Appbox: Krita (9,79 €, Windows Store) →

WP-Appbox: paint.net (4,99 €, Windows Store) →

Los usuarios que quieran descargar, por ejemplo, las versiones UWP de Krita y Paint.Net tendrán que pasar por caja para poder descargarlas desde esta tienda, mientras que, si queremos seguir utilizando las aplicaciones Win32 de toda la vida podremos hacerlo sin problema descargándolas desde sus páginas web principales:

La mayoría de los proyectos gratuitos y de código abierto se mantienen gracias a distintas donaciones, tanto de usuarios como de fundaciones a favor del OpenSource como la Linux Foundation.

Gracias a la Windows Store, ahora los usuarios podrán colaborar directamente en el desarrollo y mantenimiento de estas aplicaciones a la vez que se aprovechan de las distintas ventajas que aporta esta tienda, como, por ejemplo, las actualizaciones automáticas desde la Windows Store.

A pesar de ser una interesante fuente de ingresos alternativa, como hemos dicho, todas estas aplicaciones seguirán siendo totalmente gratuitas en sus formatos Win32, y ninguna de las dos ramas (la estándar ni la UWP) va a dejar de ser actualizada. Ambas versiones van a seguir viviendo en paralelo, salvo que una de ellas permitirá, a quienes quieran, colaborar en su desarrollo económicamente.

¿Qué te parece que algunos desarrolladores de aplicaciones OpenSource utilicen la Tienda de Windows como fuente de ingresos?

El artículo La Windows Store, una fuente de ingresos para las aplicaciones gratuitas se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This