La Agencia Tributaria tiene bajo ‘vigilancia’ a 15.000 inversores de Bitcoin y derivados

Con el cierre del año fiscal, la Agencia Tributaria tiene bajo vigilancia a 15.000 contribuyentes para ver si declaran las ganancias de las criptomonedas.

Desde hace poco más de un año, la Agencia Tributaria tiene puesto el foco en la criptomonedas. La fiebre del Bitcoin de diciembre de 2017, ahora en caída libre y sin frenos, hizo que propios y ajenos a los mercados invertiran fuertemente en las diferentes divisas digitales lejos de otros mercados más regulados, seguros y, a simple vista, menos lucrativos.

Sea como fuere, hubo cierto entusiasmo de muchos inversores novatos hacia un vehículo de inversión -las criptodivisisas- que incluso el fisco no tenía todavía muy vigiladas cuando se convirtieron en vox populi. Esto obligó a la Agencia Tributaria a hacer dos cosas: la primera, avisar a los posibles contribuyentes de que, el hecho de que se tratase de un moneda virtual, no exime de sus obligaciones con el fisco y, en segundo, poner especial cuidado con el uso de este tipo de herramientas para acciones fuera los cauces legales.

Llegaron ciertos posicionamientos en torno al uso de Bitcoin y sucedáneos para el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo , o al menos, así lo entendió la Unión Europea que incluyó las criptodivisas como una herramienta más para actividades ilícitas. En este punto se demostró que apenas el 1% de las transferencias hechas ene este tipo de monedas se utilizan con fines ilícitos, lo que nos deja, simplemente, su uso como vehículo de inversión, al menos en su mayoría.

En estas, la Agencia Tributaria es quien tiene mucho que decir, y de hecho, ha anunciado que tiene bajo vigilancia a más de 15.000 contribuyentes que operan con criptomonedas para comprobar si, efectivamente, declaran las plusvalías que generan este tipo de vehículos de inversión. Las ganancias, para entendernos. Ya en enero envío requerimientos de información a 60 entidades, entre ellas 16 grandes bancos que operan en España para aclarar la situación de ciertas transferencias en el mercado de las criptodivisas y poner al día las obligaciones de sus titulares con hacienda.

Ahora, y con las criptonomedas en caída libre, no está del todo claro si siguen generándose esas plusvalías, pero aún así, y con el cierre del año fiscal en apenas un mes, parece que hay muchos contribuyentes con cuestiones pendientes con la Agencia Tributaria por operar en este tipo de mercados que, bajo la mala creencia de muchos, parecían estar fuera el alcance del fisco dado la anonimato característico de los mismos. El problema, como siempre, no es generar las plusvalías, es retornadas al mercado principal y convertirlas en legales, y eso solo funciona cuando se está al día de las obligaciones tributarias.

Al cierre del año fiscal le sigue la campaña de la Renta de 2018 , donde veremos un cambio especialmente importante para todos los obligados tributarios que han operados con criptomonedas y han generado plusvalías. Y es que, independientemente de si son monedas digitales u otras herramientas, Hacienda quiere su parte, que para muchos va a ser de entre el 19% al 23% en función de las ganancias que hayan generado.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This