Intel y ARM unen fuerzas para mejorar la seguridad del Internet de las cosas

Ambas compañías crearán una plataforma de administración de dispositivos. La seguridad será su principal enfoque.

Es poco común hablar de una colaboración entre Intel y ARM . Ambas compañías mantienen una competencia muy fuerte para dominar el mercado de los procesadores. A pesar de ello, han decidido dejar de lado sus diferencias y anunciaron que trabajarán en conjunto para crear redes de Internet de las cosas, dejando claro que su principal enfoque será la seguridad.

Uno de los principales obstáculos que evitan el crecimiento de estas tecnologías es que las empresas utilizan métodos muy diferentes para administrar sus redes. La alianza consiste en usar estándares comunes al momento de administrar dispositivos, conexiones y datos relacionados con el Internet de las cosas. No sólo en el hogar, también en aquellas organizaciones donde el IoT (Internet of things) forma parte de la rutina diaria.

Un punto importante a tener en cuenta es que este tipo de productos vienen con software precargado que ya incluye acceso a la red de dispositivos, lo cual aumenta el riesgo de vulnerar su seguridad si no se actualizan de forma constante. La colaboración entre Intel y ARM les permitirá trabajar en una única plataforma de administración, misma que automatizará las actualizaciones para mantener los dispositivos seguros.

Himagiri Mukkamala, vicepresidente de Servicios en la nube de ARM, mencionó a Reuters que han visto una “aceleración significativa en términos de cómo el mercado crecerá en términos de la cantidad de dispositivos administrados y el volumen de datos que se mueve a través de estos sistemas”.

Actualmente, Intel es la compañía que domina el mercado de los procesadores para servidores, incluyendo los dedicados a soportar las infraestructuras del Internet de las cosas. Por su parte, ARM lidera el sector de los chips que integran los dispositivos IoT. De acuerdo a Mukkamala, dentro de los próximos cinco años se enviarán 100 mil millones de productos que funcionan con el Internet de las cosas. En 20 años se espera que esa cantidad se eleve hasta el billón de dispositivos.

A mediados de agosto te dimos a conocer que la compañía británica tenía pensado disputarle a Intel el mercado de ordenadores portátiles, situación que explotaría hasta 2020. Deimos y Hercules son las próximas generaciones de chips ARM que podrían convertirse en una amenaza muy seria para el imperio de Intel. El tiempo nos dirá si la empresa estadounidense será capaz de responder a un nuevo competidor.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This