Eliminado el ‘geoblocking’ en Europa: las tiendas no podrán bloquear compras desde otro país

La entrada en vigor del nuevo Mercado Único Digital llega a su nueva fase. Desde hoy se elimina el bloqueo regional para compras en Internet dentro de la Unión Europea.

Tal como estaba previsto, hoy 3 de diciembre de 2018, ha entrado en vigor uno de los cambios más importantes de la implantación del Mercado Único Digital : la eliminación del geoblocking o bloqueo geográfico de las compras en función del país de residencia del comprador. Dicho de otra forma: se acabó que las tiendas online, dentro de la Unión Europea, te redirijan a la web de tu país o impidan comprar en otro zona comunitaria en la que, por ejemplo, puede haber una diferencia de precios.

La intención de la comisión, cuando puso en marcha esta medida, era evitar a toda costa que los europeos estuviesen limitados a la hora de hacer compras a través de internet, bien mediante bloqueos artificiales o a través de desvíos o redirecciones porque los compradores, o el medio de pago, proceden de un país diferente. Siempre que estén en la Unión Europea, o sean ciudadanos, podrán acceder a los bienes y servicios a través de internet, independiente del país de origen y de destino.

En 2015, el 63 % de los sitios web no dejaban a los interesados comprar en otro país de la UE, con el resultado de que a cerca de dos tercios de los consumidores que deseaban hacer compras en línea en el extranjero se les impedía hacerlo. El 3 de diciembre se pondrá fin a esta práctica. Queremos una Europa sin barreras, y ello supone también eliminar los obstáculos a las compras en línea. – Comisarios de la Unión Europea

Etas nuevas normas permitirán a los europeas contar con más posibilidades de elegir productos y en más mercados, por lo que se espera que también suponga un ajustes de precios más competitivos, de cara al aumento de la oferta que hasta ahora está detrás de un bloqueo regional. Esto ayudará a empresas más pequeñas a poder competir de forma más global, en tanto las grandes multinacionales ya hace tiempo que permiten comprar de forma universal en la Unión (aunque no en su totalidad).

Eso sí, a diferencia de los servicios digitales que son universales, para los digitales en ningún caso tendrán obligación de enviar a países en los que no hacían envíos antes de la entrada en vigor de la normativa. Ahora solo queda que los Estados miembros, al ser los responsables últimos de hacer cumplir el Reglamento, tienen que crear las estructuras necesarias para que comience a aplicarse sin problemas, por lo que para muchos ciudadanos no será algo inmediato.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This