Facebook niega acusaciones sobre facilitar el tráfico sexual en su plataforma

La red social asegura que trabaja tanto internamente como externamente para impedir las acciones de los tratantes de blancas en su plataforma.

Facebook ha dado a conocer su postura ante una demanda en la que se le acusa de hacer poco para proteger a sus usuarios de los tratantes de blancas que usan su plataforma. De acuerdo con la plataforma, trabaja tanto internamente como externamente para impedir lo que hacen este tipo de depredadores.

En la denuncia , una mujer en Texas (Estados Unidos) culpa a la red social de ser un medio sin restricciones para que los tratantes puedan “acosar, reclutar, preparar y extorsionar a menores para el comercio sexual”. Su abogada, Annie McAdams, argumenta que Facebook no hizo lo suficiente para garantizar que sus usuarios no puedan ocultar su identidad a los menores de edad que pueden ser blancos de tratantes ni para advertirles sobre los peligros de los mismos y la forma en que pueden operar sus redes de tráfico sexual en línea.

La trata de personas es abominable y no está permitida en Facebook. Usamos tecnología para impedir este tipo de abuso y alentamos a las personas a usar los enlaces de reportes que se encuentran en nuestro sitio para que nuestro equipo de expertos pueda revisar el contenido rápidamente”, dijo una portavoz de Facebook en un comunicado, según recoge Reuters , y añadió:

Facebook también trabaja en estrecha colaboración con organizaciones contra el tráfico [de personas] y otras compañías de tecnología, y reportamos todos los casos aparentes de explotación sexual infantil al NCMEC (Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados).

La demandante que se ha identificado con el seudónimo “Jane Doe” en la demanda fue golpeada, violada, secuestrada y vendida sexualmente a través de la página web Backpage.com por un proxeneta que conoció en el 2012, cuando tenía 15 años. La mujer alega que aceptó su solicitud de amistad debido a que tenían a varios de sus amigos de la vida real en común. Fue así que comenzaron a intercambiar mensajes en la red social hasta que un día lo conoció después de haber discutido con su madre, con el pretexto de que la consolaría. Por tal razón, McAdams señala que Facebook debería responsabilizarse por haber sido el “primer punto de contacto” entre la entonces menor de edad y el tratante.

La página web en cuestión, Backpage.com, fue cerrada el pasado mes de abril por las autoridades federal después de que el Departamento de Justicia investigara acusaciones sobre ser usada principalmente para vender sexo, por lo que siete de sus ejecutivos fueron acusados en un tribunal federal por cargos de prostitución y lavado de dinero. En la denuncia de “Jane Doe”, los abogados de la web y varios de sus ex empleados, incluyendo dos de sus fundadores, también son nombrados como acusados. Asimismo, dos hoteles en Houston.

Días después del cierre de la página de web de anuncios clasificados, el presidente Donald Trump aprobó el pasado mes de abril la “Ley para permitir a las víctimas y a los estados luchar contra el tráfico sexual en línea” (FOSTA) y la “Ley para Detener el Tráfico Sexual” (SESTA), cuyo objetivo es simplificar el procesamiento de propietarios y operadores de sitios web que facilitan el tráfico sexual. Uno de sus estatutos está dirigido a cerrar una brecha en las disposiciones de la “Ley de Decencia en las Comunicaciones” que protege a los proveedores de servicios en internet, como Facebook, de responsabilizarse por el contenido que publican sus usuarios.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This