Facebook afronta su primera demanda por el escándalo de Cambridge Analytica

La usuaria de Facebook Lauren Price ha interpuesto una demanda contra la plataforma y Cambridge Analytica por el robo masivo de información.

Llega la primera demanda de las muchas que podrían presentarse. Una usuaria de Facebook ha demandado a la plataforma y a Cambridge Analytica por obtener información de 50 millones de usuarios sin autorización. La estrategia para influir en las elecciones de Estados Unidos de 2016 y favorecer al entonces candidato Donald Trump ya se ha cobrado varias víctimas, como el jefe de seguridad de Facebook y el CEO de Cambridge Analytica . Ahora, empieza el turno de las demandas.

Lauren Price, residente en Maryland, Estados Unidos, ha sido la primera persona en tomar acciones legales contra las dos compañías después de que saliera a la luz la investigación de The Guardian, The Observer y The New York Times que puso todo patas arriba.

La denuncia pretende responder a los intereses de otros usuarios que han sido víctimas del robo de información y poner en duda la capacidad de Facebook para proteger los datos de sus usuarios. “Este caso involucra la absoluta indiferencia con la que los acusados ​​han elegido tratar la información personal del demandante”, sostiene la demanda. “Facebook, por su parte, sabía que esta agregación de datos impropia estaba ocurriendo y no pudo detenerlo, o evitó activamente descubrir tal conocimiento para poder decir supuesta ignorancia”.

A causa del escándalo, Lauren Price ha demandado a las dos empresas por negligencia y por violaciones leyes de competencia desleal vigentes en California. Además, busca recompensas por los daños y prejuicios a todos los usuarios de la plataforma cuyos datos fueron recolectados sin consentimiento.

Para la demandante, Facebook ha violado la confianza de sus usuarios al afirmar que su información nunca sería compartida sin aviso previo. Además, los abogados de Lauren Price añadieron que su cliente empezó a ver un aumento de mensajes políticos durante la campaña presidencial en Estados Unidos. En ese momento, dejó pasar estas publicaciones en Facebook, aunque los intentos de Cambridge Analytica para influir en su voto fueron la gota que colmó el vaso.

Lauren Price pide explicaciones a las dos empresas y requiere que paguen el precio por sus actos. Esta medida se une a otras que han tomado las autoridades estadounidenses y británicas para que Facebook explique cómo puede haber tenido lugar la violación masiva de datos personales.

Esta consecuencia directa del escándalo no es más que un problema más para las dos empresas. Alex Stamos , director de seguridad de Facebook, fue la primera persona en renunciar por no estar de acuerdo con la plataforma en la forma en la que revelan su capacidad de influenciar en elecciones políticas.

El pasado martes 20 de marzo, Cambridge Analytica tomó su primera medida drástica y suspendió a su CEO, Alexander Nix , para que se lleve a cabo una investigación sobre sus actividades al frente de la empresa.

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This