Con el paso del tiempo, la tienda oficial de Android , la Google Play Store, ha ido ganando cierta fama negativa debido a las aplicaciones falsas que consiguen «colarse» en la misma, todo a pesar de las medidas de seguridad que el gigante de las búsquedas integra.

Sin embargo para muchos la propia Google debería hacer bastante más de lo que hace para subsanar este grave problema, ya que con el paso del tiempo y a medida que la tienda ha ganado adeptos y contenidos, la llegada de estos «fakes» igualmente se ha ido intensificando. Cierto es que algunas de estas aplicaciones falsas pueden ser inofensivas, es decir, que pueden haber sido creadas tan solo como una forma de generar ingresos publicitarios.

Por otro lado, hay otras muchas que del mismo modo pueden ser maliciosas, es decir, que si las descargamos e instalamos, pueden estar capacitadas para robar nuestros datos almacenados, o incluso dañarlos para que sean inservibles. Cabe mencionar que no todas las aplicaciones falsas en la Google Play Store son iguales, las hay de diferentes tipos, por lo que si no conocéis estas categorías, es recomendable tener una visión general de las mismas para así poder distinguirlas y protegernos de manera más eficiente llegado el caso de que nos convirtamos en una víctima.

Lo peor de todo esto es que, como ya hemos podido comprobar en el pasado en varias ocasiones, muchas de estas aplicaciones falsas tienen millones de descargas, algo que a su vez sirve como incentivo para animar a otros usuarios a descargarlas creyendo que se encuentran ante un software totalmente lícito y legal.

Google Play Store

Por ejemplo, como muchos ya sabréis, el reproductor de vídeo VLC Player es una aplicación muy popular en multitud de plataformas, incluido en Android, por lo que no hace falta decir que la mayoría de los usuarios han oído hablar del mismo. Por tanto si alguien que usa habitualmente el sistema de Google en su dispositivo móvil necesita reproducir un archivo multimedia, es más que probable que una de sus primeras opciones sea el mencionado VLC, sobre todo si lo suele usar igualmente en su PC de sobremesa. Pues bien, decir que una app tan popular como esta, ha sido copiada de manera descarada a día de hoy.

Algunas estafas demasiado populares

De hecho estos plagios maliciosos son muy parecidos a los originales la mayoría de las veces, incluso se parecerá el nombre del mismo desarrollador de la copia, además de la interfaz de usuario, los iconos, etc. Sin embargo, también es cierto que en lo que se refiere a su funcionamiento real, este no será ni por asomo el esperado por los habituales de VLC. Y es que en estos casos, las copias de las herramientas más populares suelen ser malas falsificaciones en cuanto a su funcionamiento y rendimiento.

Pongamos otro ejemplo, como podría ser el popular juego Angry Birds. Si buscamos este título en la Play Store de Google, encontraremos la aplicación verdadera, junto a otras muchas que utilizan los mismos caracteres o similares, pero que no han sido desarrolladas por Rovio; eso sí, disponen de todos los personajes del juego original, así como una interfaz muy parecida. Pero claro, estas copias falsas suelen ser detectadas de inmediato en el momento en el que empezamos a utilizarlas, ya que la funcionalidad de las aplicaciones falsas suele ser bastante mala.

Asimismo en otras ocasiones se intenta engañar a los usuarios cambiando ligeramente el nombre de las app, pero se seguirán mostrando las capturas de pantalla iguales a la aplicación original para que pensemos que es la misma y la descarguemos. Por otro lado, muchos desarrolladores hacen que sus aplicaciones sean de código abierto, por lo que en ocasiones terceros se aprovechan de la mismas, de este modo estas aplicaciones de código abierto se vuelven a «empaquetar» y se cargan en la Google Play Store, ahora ya con anuncios publicitarios que se añaden a una aplicación originariamente libre de anuncios.

Google Play Store

Pero es que claro, esto no es ilegal, estrictamente hablando, ya que si alguien ha hecho una aplicación de código abierto, la gente es libre de usarla como estime oportuno. En este caso concreto los anuncios son el verdadero problema, ya que hay poco que se puede hacer a este respecto, por lo que estas apps son particularmente difíciles de detectar.

Llegados a este punto, diremos que existen varias maneras de evitar las mencionadas aplicaciones falsas, por lo que para asegurarnos de que descargamos la verdadera, podemos usar el buscador Google para localizar su título. De este modo los resultados de las búsquedas nos indicarán la fuente real, por lo que después podemos visitar el sitio web oficial del desarrollador y buscar allí en enlace de la app. Del mismo modo es recomendable comprobar las opiniones de otros usuarios referentes a ese título en concreto, ya que la aplicación falsa probablemente tendrá malas críticas y una mala calificación.

Otro punto importante es verificar bien el nombre del desarrollador, además hay que tener en cuenta que para engañarnos o confundirnos, estos desarrolladores ilícitos incluyen un simple espacio extra o algo similar para engañarnos y que pensemos que tratamos con el original. Y es que en la Play Store podemos encontrar aplicaciones falsas de un buen número de títulos populares, por lo que a la hora de obtener herramientas como Facebook Messenger o Whatsapp, siempre podremos coger el enlace a través de la página web oficial.

El artículo Cuidado con las apps falsas de la Google Play Store, las hay molestas, pero otras son peligrosas se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This