La gran mayoría de los contenidos multimedia que consumen los usuarios hoy en día son vídeos. Atrás quedaron las imágenes y GIFs para dar paso a los vídeos, que los encontramos en la mayoría de páginas web para mostrar publicidad o contenidos. Además, en redes sociales como Facebook, la gran mayoría de publicaciones son vídeos, mientras que plataformas como YouTube, tienen millones de reproducciones cada día.

Pero el mayor problema de este tipo de contenidos es el tamaño que ocupan, ya sea por su larga duración, resolución, calidad, etc. Esto hace que subirlos a una página web, compartirlos por correo, alguna aplicación de mensajería, subirlos a YouTube o a algún servicio de almacenamiento en la nube, sea un proceso muy lento y en algunos casos hasta imposible, ya que algunos servicios pueden tener limitaciones de tamaño.

comprimir vídeos

Hay herramientas que nos permiten comprimir vídeos, recortarlos o bajarles la calidad para que ocupen menos, sin embargo, vamos a mostrar un servicio online con el que vamos a poder editar, recortar, cambiar el brillo, dar la vuelta, comprimir, optimizar o compartir tus vídeos sin necesidad de instalaciones.

comprimir vídeos

Comprime tus vídeos con Clipchamp

El servicio en cuestión se llama clipchamp y con sólo crear una cuenta gratuita, vamos a poder realizar todas estas cosas sobre nuestros vídeos. Incluso ofrece la opción de poder grabar vídeos desde la cámara web del ordenado para posteriormente procesarlos. Para comenzar a usar clipchamp, únicamente tenemos que ir a la página web oficial , seleccionar el vídeo que queremos convertir, editar o comprimir y subirlo a clipchamp.  Una vez lo tenemos ahí, vamos a  poder editarlos antes de nada por si queremos recortarlo, rotarlo o realizar algún ajuste. También es el momento en el que si queremos cambiar la calidad o resolución, lo podemos hacer desde la configuración.

comprime tus vídeos

Cuando lo tenemos a nuestro gusto, podemos elegir si queremos optimizarlo para publicarlo en web, compartirlo a través del móvil o incluso como GIF y comenzar la optimización o compresión. En el ejemplo que se muestra en las imágenes, se escogió un vídeo de poco más de 600 MB para web y como se puede ver, el resultado es un vídeo de 125 MB. Un tamaño que puede ser reducido aún más si elegimos otro tipo de optimización. Aún así, ya ocupa casi una sexta parte del tamaño original y podemos subirlo a sitios como YouTube, Google Drive, Vimeo o Facebook con mayor comodidad y rapidez, compartirlo o simplemente descargarlo en nuestro ordenador.

El artículo Convierte, edita o comprime tus vídeos con Clipchamp sin instalaciones se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This