Hoy en día manejamos, enviamos y compartimos un montón de imágenes cada día. Ya sea por correo electrónico, en las redes sociales o a través de alguna de las aplicaciones de mensajería más populares como WhatsApp, raro es el día que no enviamos o compartimos fotos echas por nosotros mismos o imágenes descargadas de Internet. Sin embargo, en muchas ocasiones esas fotos o imágenes ocupan gran tamaño y necesitamos comprimirlas para reducir su peso. Esto hace que en cualquiera de los dispositivos que usemos para enviarlas, tengamos que contar con algún software que nos permita comprimirlas. Pero si quieres evitar realizar instalaciones y poder comprimir tus imágenes en el  momento justo antes de enviarlas, vamos a mostrar un servicio online con el que vamos a poder hacerlo.

Se trata de Compressnow, un sitio web para comprimir imágenes desde el propio navegador sin instalaciones. Sólo tenemos que visitar el sitio web compressnow.com  y ver cómo ofrece una herramienta online muy sencilla de utilizar y de gran utilidad. Para comprimir imágenes lo primero que tenemos que hacer es subirlas al sitio, algo que podemos hacer o bien a través del botón Subir una imagen o simplemente seleccionándolas  y arrastrándolas en el espacio donde indica imágenes originales.

Cómo comprimir imágenes desde el navegador sin intalaciones

Nada más arrastrarlas o subirlas, veremos como aparece una vista en miniatura de cada una de ellas junto al tamaño actual y el formato de imagen. Antes de lanzar el proceso de compresión para reducir el tamaño de todas ellas, debemos fijarnos en la parte superior de la pantalla de Compressnow donde se muestra una barra o control de desplazamiento que nos permite indicar el nivel de compresión que queremos aplicar sobre las imágenes.

Comprimir imágenes
Lo cierto es que la herramienta es capaz de reducir y mucho el tamaño de las imágenes sin que éstas pierdan calidad, no obstante, siempre podemos jugar con el porcentaje de compresión que aplicamos para conseguir el mejor resultado posible.

Una vez hemos ajustado todo a nuestro gusto, sólo nos queda pulsar sobre el botón Comprimir y veremos cómo automáticamente nos aparecerán en la zona de resultados las imágenes comprimidas. Ahí podremos ver también una vista en miniatura de cada una de ellas junto al nuevo tamaño que ocupan y la opción de descargarlas. Si por alguna razón todavía ocupan más de lo que necesitamos o si por el contrario podemos apreciar que pierden calidad, podemos ajustar el nivel de compresión nuevamente y volver a pulsar en Comprimir.

Comprimir imágenes

De esta manera, podemos ir probando hasta conseguir el resultado deseado sin tener que descargarlas previamente. Una vez lo hemos conseguido, tenemos la opción de descargar todas las imágenes que hemos comprimido de una sola vez en un fichero .ZIP o descargar una a una desde cada una de ellas.

El artículo Comprime imágenes desde el navegador con Compressnow se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This