Cuando hablamos de los tan populares hoy en día sistemas operativos para dispositivos móviles, no cabe duda de que este es un mercado claramente comandado por las alternativas de Google y Apple con Android e iOS respectivamente.

A pesar de que Microsoft ha intentado durante años hacerse un hueco en este importante mercado, sobre todo últimamente, ya podemos afirmar que no lo ha conseguido, alcanzando con Windows Phone y Windows Mobile unas cuotas de mercado mínimas. Es por ello que pensamos que ya ha tomado la determinación, en gran medida, de apoyar a los mencionados competidores con sus herramientas y plataformas dejando un poco de lado el apartado del sistema operativo para dispositivos móviles.

Sin embargo cuando hacemos referencia a los entornos de escritorio, ahí la cosa cambia sustancialmente, ya que ese sí que es un sector que domina en gran medida la firma de Redmond aunque, como estamos comprobando a lo largo de estos últimos meses, no puede «dormirse», ya que la competencia anda al acecho. Mientras que desde hace años se ha hablado de las diferentes distribuciones de Linux, ademas del sistema de Apple para entornos de escritorio con MacOS, como los competidores de Windows, nunca han llegado a acercarse realmente.

Chrome OS Enterprise

Sin embargo algo de lo que se está dando cuenta Microsoft es de que, poco a poco, le está empezando a robar terreno en este sector una alternativa a la que en un principio no dio demasiada importancia, hablamos de la propuesta de este tipo Chrome OS, que como muchos ya sabréis, viene de la mano del gigante de las búsquedas, Google. De hecho hablamos de un proyecto en el que la firma lleva trabajando desde el pasado año 2009 y que comenzó como un sistema operativo basado en la web. Desde sus inicios se ha tratado de un software de código abierto especialmente desarrollado para equipos de prestaciones ajustadas pero que siempre ha intentado cubrir las expectativas de la mayoría de los usuarios.

Chrome OS sigue con su constante crecimiento

Así, con el paso de los años, aunque sea muy despacio, ha ido ganado adeptos, especialmente en tierras norteamericanas, aunque tiene la intención de seguir creciendo también en Europa además de en el resto de mercados. Es por ello que se ha ido centrando en el sector de la educación, entornos que precisamente requieren eso, equipos sin demasiadas pretensiones, con un gran número de funcionalidades, fáciles de usar y, como no, con unos ajustados precios. Ha sido aquí donde Chrome OS ha empezado a crecer realmente, en gran medida gracias a los conocidos como Chromebooks, los equipos donde funciona el mencionado sistema.

Y claro, llegados a este punto Microsoft ha tenido que tomar cartas en el asunto, ya que suponemos que no puede permitirse el lujo de perder un sector tan importante como es el de la educación. Y es que buena parte de esa trascendencia viene dada por el hecho de que los actuales estudiantes se acostumbrarán al uso de determinados sistemas, ya sea Windows o Chrome OS, lo que repercutirá directamente en sus preferencias en el futuro. Por lo tanto hace pocos meses, tal y como os vinimos informado, los de Redmond lanzaron una versión «especial» de su último Windows, hablamos de Windows 10 S. Con este lo que la marca pretende es que los estudiantes ya dispongan de otra alternativa asequible y sencilla para elegir en lugar de la propuesta de Google, aunque no sabemos si han llegado un poco tarde.

Pero Google no quiere acabar aquí, tal y como se acaba de dar a conocer, ya que pretende que su sistema operativo para entornos de escritorio siga creciendo y ganado adeptos a medida que vaya pasando el tiempo y así poder competir con la mismísima Microsoft en más ámbitos del mercado tecnológico actual. De hecho para todo ello acaba de dar a conocer una nueva versión de su sistema operativo a la que han llamado Chrome Enterprise , lo que podría abrir su campo de expansión de manera sustancial.

Chrome Enterprise, ¿una alternativa seria a Windows?

De este modo lo que la empresa del buscador pretende es no ponerse barreras a la hora de «llamar» a nuevos usuarios para que hagan uso de su plataforma, incluso a los más profesionales.

Chrome OS Enterprise

Así los trabajadores podrán tener su propia alternativa de código abierto pero con funciones más avanzadas y acordes con sus trabajos diarios, todo ello basado en un funcionamiento en la Nube, que es hacia lo que todos nos dirigimos. Es más, por una suscripción de 50 dólares por dispositivo anuales, la firma pone a disposición de los clientes que se decanten por Chrome Enterprise, una plataforma con soporte las 24 horas, servicios Google Cloud y ya totalmente compatible con la infraestructura de Microsoft Active Directory.

Por otro lado permitirá que los administradores de los equipos puedan personalizar sus propias tiendas de aplicaciones basadas en las app que podemos encontrar en cualquier Android, todo ello ofreciendo un amplio abanico de posibilidades a todo tipo de usuarios, incluso los empresariales. No cabe duda de que con todo ello lo que Google pretende es convertirse, en un futuro, en algo que ya han intentado muchos en el pasado, es decir, en un serio competidor a las alternativas Windows de Microsoft; solo el tiempo dirá lo que sucede finalmente.

¿Pensáis que Chrome OS de Google podrá competir algún día de manera directa con las diferentes versiones de Windows?

El artículo Así ha cambiado Chrome OS hasta llegar a plantarle cara a Microsoft se publicó en SoftZone .

Ver noticia original

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de lapolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This